El País

Buscador

Guía ‘El Viajero’ de Londres

Esta es una ciudad con gran variedad de culturas en la que se mezcla la historia con lo moderno

TIM CLAYTON

LA CIUDAD

Londres es una ciudad tan fascinada por su pasado como por su futuro. Bajo el que será el rascacielos más grande de Europa, junto al puente de Londres, se esconde un pequeño pub al que solían ir William Shakespeare y Charles Dickens. En los días de verano, las mesas de madera colocadas en la entrada del patio se llenan de oficinistas, artistas con estudios en la zona, trabajadores de un mercado aledaño y algún turista informado que viene buscando el pub más antiguo de la capital (título que, por cierto, ostentan varios establecimientos).

La mezcla de tradición y urbe moderna se respira en toda la ciudad. No es extraño que en medio de una hilera de edificios victorianos uno encuentre de repente un bloque de cristal y cemento. Los bombardeos intensivos que sufrió la ciudad en la II Guerra Mundial -el conocido Blitz- explican en parte estos contrastes. Pero también el que, en los años 60 y 70, los planes urbanísticos actuaran movidos por la idea de construir rápido con materiales modernos y fomentaran la salida de la población a los barrios residenciales de la periferia.

Londres empezó a decrecer con el comienzo de la II Guerra Mundial, hasta perder casi un cuarto de sus habitantes a finales de los años 80. En los últimos veinte años, esta tendencia se ha revertido, y la ciudad empieza a acercarse a los ocho millones y medio de habitantes que tenía en 1939. Aunque la distribución de sus barrios ha cambiado y, como si se tratara de un organismo vivo, se han regenerado lugares que durante mucho tiempo existieron apartados de su riqueza.

El caso emblemático se encuentra en el Este de Londres, convertido ahora en el barrio de moda y en el centro de las empresas tecnológicas y de diseño del país. La zona con el mayor número de clubs nocturnos y cafés con conexión wifi era hasta hace poco un área industrial y un foco para las oleadas de nuevos inmigrantes que encontraban en las casas humildes de los trabajadores de los muelles una opción barata para vivir.

Justo en los límites del distrito financiero de la City de Londres -en las calles de Whitechapel, Bethnal Green y la ahora en boga Brick Lane- las tiendas todavía emiten música de las películas de Bollywood y las mujeres pasean con el sari o el chador. Algunas de ellas salen de los supermercados con grandes bolsas de curri o arroz basmati, y pasan junto a sus nuevos vecinos, jóvenes de pantalones pitillo y gafas de pasta que, en muchos casos, han llegado también de algún otro país.

Aún cuando muchas de las comunidades pertenecen a una segunda, tercera o hasta cuarta generación, la ciudad continúa atrayendo a miles de emigrantes de todas partes que admiran la facilidad para integrarse en un lugar donde la mayoría se sienten algo extranjeros. Desde los sauditas millonarios que compran casas en Mayfair o South Kensington, hasta los nuevos ciudadanos de Europa del este que se instalan en barrios modestos, Londres se sigue transformando.

En los últimos años ha vivido grandes cambios: en el 2000 recuperó la figura del alcalde que Margaret Thatcher había eliminado, la City se ha convertido en el centro financiero más grande del mundo y en 2012 acoge los Juegos Olímpicos. Su extensión de más de 1.500 kilómetros cuadrados impide descubrirla en un solo viaje. Pero uno puede captar parte de su carácter si mantiene los ojos, los oídos y hasta las narices alerta. La evolución de esta gran metrópolis no se encuentra solo en los museos sino que se ve en el metro, en los camareros de los bares, en la comida que se puede comprar en el restaurante o los mercados.

Venir a Londres no es solo volver a las callejuelas malolientes de la Edad Media, ni imaginar las sociedad científicas de la Ilustración o los días gloriosos y decadentes del Imperio de la Reina Victoria. Es también participar en una ciudad que continúa evolucionando, como un gran animal, consciente de que sus días no han acabado aún.

DORMIR

foto

Hoteles

  • Dean Street Townhouse (www.deanstreettownhouse.com, +44 (0) 207 434 1775, 69 - 71 Dean Street, W1D 4QJ): Este antiguo club privado en el centro de Soho ofrece habitaciones de todos los tamaños con camas amplias y un restaurante frecuentado por los profesionales de las agencias creativas de la zona. Bonito pero caro también.
  • Luna Simone Hotel (www.lunasimonehotel.com, +44 20 7834 5897, 47/49 Belgrave Road, SW1V 2BB): Hotel familiar cerca de la estación de Victoria, con habitaciones sencillas pero cómodas. Ofrece por la mañanas el tradicional desayuno inglés.
  • Hoxton Hotel (www.hoxtonhotels.com,+44 020 7550 1000, 81 Great Eastern Street, EC2A 3HU): En pleno centro del barrio en boga, este hotel no solo se ha hecho famoso por sus precios sino también por el confort de sus habitaciones. Tiene wifi gratuito y un vestíbulo donde se pueden observar las tendencias de la llamada Silicon Roundabout.
  • Arosfa Hotel (www.arosfalondon.com, +44 20 7636 2115, 83 Gower Street, WC1E 6HJ): Pequeño pero en un lugar envidiable. A unos minutos del British Museum y de Oxford Street, con precios bastante aceptables para la zona.
  • Hotel Indigo Tower Hill (www.hotelindigotowerhill.com, +44 8432 087007, 142 Minories, EC3N): Comodidad y habitaciones de diseño a un precio razonable para su ubicación. En el límite sur de la City de Londres, está a 5 minutos de la Torre de Londres y a 10 minutos de Brick Lane.
  • Number Sixteen (www.firmdalehotels.com/london/number-sixteen, +44 20 7589 5232, 16 Sumner Place, SW7 3EG): Este pequeño hotel en el elegante barrio de South Kensington, se emplaza en una casa victoriana de estuco. Disfruta de un jardín en la parte trasera y por las tardes ofrece la tradicional merienda del té.

Bed&Breakfast y otros lugares para dormir

  • Fox and Anchor (www.foxandanchor.com/ +44 020 7250 1300 115 Charterhouse Square, EC1M 6AA): A tiro de piedra de la City, sus habitaciones de lujo no descuidan ningún tipo de detalle (bañeras antiguas, grandes pantallas de televisión y cojines abundantes). En la planta baja, el pub eduardiano que regentan los dueños ofrecen el lugar perfecto para tomar una pinta antes de dormir.
  • Fleet River Bakery Rooms (www.fleetriverbakery.com, +44 20 7691 1457, 71 Lincoln's Inn Fields WC2): Apartamentos con suelos de madera y decoración cuidada sobre una panadería tentadora en una calle residencial en el centro de Londres.
  • No 90 (www.chelseabedbreakfast.com, 90 Old Church Street, SW3): En una calle residencial en el agradable barrio de Chelsea. Las habitaciones tienen todas las comodidades modernas en un entorno tradicional. Otra ventaja además: el trato más personal.
  • Studios 2 Let Serviced Apartments (serviced.studios2let.com, 36 - 37 Cartwright Gardens, WC1H 9EH): Apartamentos funcionales en pleno centro de Bloomsbury. A diez minutos del Museo Británico y a un paseo del centro.

COMER

foto

Restaurantes

  • St John (www.stjohnrestaurant.com, +44 20 7251 0848, 26 St John Street, EC1): Cuando lo abrieron en los años 90, se convirtió en un restaurante de culto. La recuperación de platos que casi habían desaparecido en medio de un local industrial, pusieron de moda la casquería y la carne con pocos tratamientos. El pan es también uno de sus secretos.
  • Bistrotheque (www.bistrotheque.com, +44 20 8983 7900, 23-27 Wadeson Street, E2): La oferta de cabaret, bar y restaurante ha sido un éxito para este local que mantiene su aire de antiguo almacén. Ni siquiera su ubicación en una callejuela poco atractiva desalienta a los famosos que de vez en cuando aparecen por aquí.
  • Market Thai (+44 20 7460 8320, 240 Portobello Road, W11): Hay que subir al primer piso para descubrir este restaurante tailandés. Con vistas al transitado mercado de Portobello, el curri amarillo de pollo y las ensaladas con pato crujiente son dos opciones muy recomendables.
  • Skylon (www.skylon-restaurant.co.uk/ +44 20 7654 7800, Royal Festival Hall, Belvedere Road, SE1): Espectacular: las vistas, la comida y hasta la variedad de bebidas de este restaurante. Situado en la sala cultural del Royal Festival Hall, frente al Támesis y la estación de Charing Cross, ofrecen menús más asequibles los días de diario.
  • Massala Zone (www.masalazone.com, +44 20 7379 0101, 48 Floral Street, WC2E): Cada uno de siete restaurantes de Massala Zone están decorados usando algún elemento del arte popular de la India. Las marionetas del Covent Garden son solo una excusa para disfrutar de una extensa selección de curris a buen precio.

Gastro Pubs

  • Hope and Anchor (+44 20-7928 9898, 36 The Cut, SE1): Comida sustanciosa y variedad de cervezas y vinos en este aclamadísimo pub para gourmets. A pesar de las cantidades, es muy aconsejable rendirse ante los postres.
  • Coach and Horses (www.coachandhorsessoho.co.uk, +44 20 7437 5920, 29 Greek Street, W1D): No se trata de un lugar elegante pero el comedor cuasi secreto del primer piso ofrece una de esas experiencias londinenses difíciles de comparar. La decoración de entreguerras, el gramófono activado con manivela y la entrada por debajo de la barra solo mejoran la comida de productos caseros.
  • The Albion (www.the-albion.co.uk, +44 20 7607 7450, 10 Thornhill Road, N1): Escondido en un calle residencial, este pub local ha ganado reputación por su roasts del domingo y su jardín. Decorado con muebles georgianos, sus distintas salas trasmiten la calidez de las cabañas de campo, con sillones georgianos y chimeneas para los días de invierno.
  • The Gun (www.thegundocklands.com, +44 020 7515 522,27 Coldharbour, E14 9NS): El moderno distrito financiero de Canary Wharf es un poco anónimo pero ha acercado el Támesis a esta zona de la ciudad. Este pub con terraza en el río es famoso por sus barbacoas, y carnes y pescados frescos.

Cóckteles y vinos

  • Gordon's Wine (www.gordonswinebar.com, 47 Villiers Street, WC2N): Esta antigua bodega, en una cueva apenas visible desde la calle, dice ser la más antigua de Londres. Y es posible que sea verdad. Sus paredes de piedra y barricas de vinos de todo el mundo, revelan un pasado lejano en los que beber vino en Inglaterra resultaba algo exótico.
  • Freud (www.freud.eu/cgi-bin/shop/page.cgi?file=bars.html, 198 Shaftesbury Avenue, WC2H): Coctelería subterránea con aire industrial con una estética muy urbana que recuerda en algo a las galerías de arte de los 80.
  • French House (www.frenchhousesoho.com, 49 Dean Street, W1): Algo así como una tasca bohemia, la historia del French House está ligada a nombres como Dylan Thomas, Francis Bacon o Charles de Gaulle. Aunque la zona ha cambiado mucho desde entonces, el lugar todavía conserva su carácter peculiar con su prohibición de la música, la televisión y los teléfonos móviles.
  • Bourne and Hollingsworth (www.bourneandhollingsworth.com, 28 Rathbone Place, W1T): El papel de rosas de las paredes y las fotos en blanco y negro de este cóctel-bar harían las delicias de una abuela inglesa. También la especialidad de la casa: cócteles en tazas de té.

LA NOCHE

foto

Pubs para todos los gustos

  • Princess Louise (208 High Holborn, WC1): Desde fuera, nadie podría imaginar lo que esconde este pub: un verdadero museo de artesanía y opulencia de los días de la época victoriana. Además de una distribución en salones muy curiosa que transporta a los días de Phileas Fogg.
  • Kings Head (www.kingsheadtheatre.org,115 Upper Street, N1 1QN): Uno de los pubs con teatro más emblemáticos de Londres. Situado en la concurrida Upper Street, aquí se representan algunas de las obras que aspiran a llegar al West End. El bar abre hasta tarde y muchos días tiene música en directo.
  • Commercial Tavern (142 Commercial Street, E1): A pesar de su exterior tradicional, este pub pertenece a la nueva generación de bares retro de Shoreditch. Su decoración ecléctica incluye chandeliers, cornamentas de ciervo y una barra de azulejos de lo más original.
  • Windsor Castle (www.thewindsorcastlekensington.co.uk, 114 Campden Hill Road, W8): El misterio de sus puertas diminutas no tiene nada que ver con el tamaño de la gente en el pasado. En una de las zonas más caras de Londres, su uso era disimular el movimiento del personal. Por suerte, ahora cualquiera puede pasar por ellas e inventar las más absurdas teorías de este delicioso pub.
  • The Three Kings (7 Clerkenwell Close, EC1R): La cabeza de rinoceronte y la escultura de un gato egipcio son solo dos objetos más de su peculiar decoración. Situado en una de las zonas más pintorescas de Londres, visitarlo puede ser una excusa para ver el mercado de Smithfield o el de Exmouth.

Salir de noche

  • Cargo (www.cargo-london.com, 83 Rivington Street, EC2A): Considerado el punto de origen de Shoreditch-Hoxton, Cargo sigue a la cabeza con la programación musical. Su ubicación bajo un puente se adapta a la perfección, además, al pasado de esta zona industrial.
  • Bethnal Green Working's Men Club (www.workersplaytime.net, 42 Pollard Street, E2): Todo en este club tiene un toque burlesco. Desde su enclave –el edificio era el centro de reunión de los trabajadores del barrio– hasta los temas de las fiestas que se organizan todos los fines de semana. Mejor no llegar muy tarde para poder entrar.
  • Corsica Studios (www.corsicastudios.com, Units 4/5,Elephant Road, SE17): Otro club que aprovecha el espacio atmosférico de los arcos de las vías de tren. Aunque esta vez en un lugar un poco apartado de los centros nocturnos. Un especie de laboratorio para los nuevos sonidos de música electrónica.
  • Bardens Boudoir ( www.bardensboudoir.co.uk, 36 Stoke Newington Road, N16 7XJ): Uno de los primeros clubs que abrieron en el barrio caótico y hipster de Dalston. En el bar tienen comida y café, dejando las fiestas y conciertos para el sótano que regentan en el local de al lado.
  • Notting Hill Arts Club (www.nottinghillartsclub.com, 21 Notting Hill Gate, W11): Consagrado a los placeres subterráneos, este club organiza noches variadas de música indie, disco retro e instalaciones de arte visual.
  • Dream Bags Jaguar Shoes (www.jaguarshoes.com, 34-36 Kingsland Road,E2): Música ecléctica, pizzas de horno de leña y buen ambiente. Un lugar perfecto para empezar la noche en pleno centro de Hoxton.

QUÉ HACER

foto
  • Borough Market (8 Southwark Street,SE1): Imposible resistirse a las delicias que se ofrecen en este mercado. Quesos, asados de ternera, panes y manjares de todos los lugares del mundo. Situado bajo las vías de los trenes de la estación de London Bridge, el sábado es su día oficial aunque el viernes ya hay muchos puestos.
  • Shoreditch: El barrio de moda en Londres. Tanto que lo más enterados empiezan a mirarlo con recelo. Aún así, lugar perfecto para los amantes de lo vintage, los cafés decorados con muebles de apariencia vieja y el ambiente urbano. La arteria principal es Brick Lane pero los fines de semana uno encuentra tiendas y bares en cualquier recoveco inesperado.
  • El Museo Británico (Great Russell Street, WC1B 3DG): No es casualidad que siempre aparezca recomendado. Por su tamaño, lo mejor es elegir antes de empezar para no salir abrumado de tanta historia. Una recomendación: las salas de Asiria y Grecia, al lado de la piedra Rosetta, y las momias de Egipto en la primera planta.
  • Greenwich en barco (www.tfl.gov.uk/gettingaround/21311.aspx): Visitar el meridiano de Greenwich es en sí muy aconsejable pero mucho más cuando la excursión se convierte además en un travesía por el Támesis. El barco, parte del transporte local, sale desde varios muelles del centro: Embankment, London Eye, Westminster y London Bridge.
  • Mercado de las flores para el domingo (Columbia Road, E2 7RG): El aspecto rural de las calles de este mercado no se corresponde con las torres de cemento que se alzan a su alrededor. Pero aquí abundan los contrastes. Músicos, artistas y tiendas con objetos exquisitos conviven con el regateo de flores de los veteranos del East End.
  • El museo de Victoria & Albert (Cromwell Road, SW7 2RL): Un museo un tanto ignorado teniendo en cuenta la calidad de su colección y la majestuosidad de su edificio. Imprescindible para aquellos que adoren el diseño, la moda y los que quieran asombrarse con la historia de los objetos. La cafetería junto al patio central del edificio es una joya.
  • Hampstead: Los que repiten en Londres, quizá quieran conocer un verdadero paraíso. Con mansiones de estilo gótico y una especie de casa de campo a la inglesa, Hampstead resulta perfecto para descansar de las aglomeraciones de la ciudad o disfrutar de un asado de domingo. Y tiene un pub fantástico, el Spanish Inn ( +4420 8731 8406, Spaniards Road, NW3).
  • Fortum and Mason (181 Piccadilly, W1J 9EH): A los que admiran el barroquismo de Harrods, Fortum y Mason les parecerá poco ostentoso. Aunque no se queda lejos. Un palacio de los caprichos culinarios más exquisitos.

Imprescindibles

  • Paseo por el Támesis (desde la Tate Modern/Catedral de San Paul hasta el Parlamento): Uno de los mejores paseos de Londres. El recorrido dura unos 45 minutos pero en el camino hay bares y restaurantes para descansar los pies. Se puede empezar desde cualquier punto pero lo más recomendable es hacerlo desde la Tate Modern (o aún mejor, desde la catedral de San Paul y allí cruzar el río por el puente del Millenium) para acabar así en pleno centro de la ciudad.
  • El roast del domingo: Lo mejor del domingo es que todos los pubs cocinan un roast. Lo típico es el asado de ternera (el roast beef) pero en la mayoría de sitios ofrecen otras alternativas como cordero, cerdo y una versión vegetariana. Los que quieran sentirse más autóctonos, deben acompañarlo con alguna de las cervezas típicas inglesas, las cervezas ale.
  • Ir de mercadillos: Portobello, Borough Market, Spitafield Market, Camden, Columbia Road... hay tantos mercadillos como casi barrios en Londres. Los días más importantes suelen ser los sábados y domingos pero algunos, como Camden o Spitafield Market, abren desde mitad de la semana.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Mirotic sobrevuela el duelo de los Gasol

Las actuaciones de Butler y del expívot del Madrid propician el triunfo de los Bulls

Así cayó el Muro del Caribe

Un consejero de Obama y un diplomático hispano de EE UU fraguaron con los negociadores cubanos en nueve reuniones el acercamiento entre ambos países

Agentes del CNI, grabados mientras grababan al 'pequeño Nicolás'

La cinta clandestina, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, ha sido entregada al juzgado que investiga los posibles delitos de Francisco Nicolás Gómez

Camino de París

El 'Oratorio de Navidad' de Bach, interpretado por el conjunto Les Talens Lyriques y por el Cor de Cambra del Palau de la música, pasó por el Palau antes de viajar a París

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana