El País

Buscador

Diez destinos para el Gordo

Hacer 'eco snorkeling' en Bora Bora, comerse la hamburguesa más cara del mundo en Las Vegas o revivir la fiebre del oro canadienase remando en el río Yukon. Una decena de propuestas para gastarse el Gordo haciendo la maleta

Archivado en:

Una nochevieja de surf y pirotecnia high class en Sídney; un crucero por la Antártida con chapuzón incluido aprovechando que es verano en el contienente helado; spa de superlujo en Suráfrica o comprar un pasaje para disfrutar de un mito (poco económico) de los viajes el Orient Express. Propuestas para celebrar el Gordo de Navidad, haciendo la maleta.

01 Ya no hay oro en el Yukón

La estampida, tal y como se bautizó en 1897 la fiebre del oro desatada en la vasta amplitud del noroeste canadiense, pasó de largo hace tiempo. Ya no se buscan preciadas pepitas en las orillas del Yukón, los asentamientos mineros (todavía en pie) agonizaron hasta el actual y fantasmagórico recuerdo que hoy conforman y la naturaleza salvaje recuperó su terreno. Por las aguas de este literario cauce descienden ahora aguerridos viajeros, quienes remo en mano recorren la sobrecogedora belleza del Gran Norte, siempre atentos a posibles y recientes huellas de osos en las proximidades. La agencia Tierras Polares (www.tierraspolares.es) organiza un recorrido de 23 días en verano por las regiones del Klondike y el Yukón, que incluye una marcha de 50 kilómetros por el paso de Chilkoot y un descenso de 800 kilómetros a lomos del Yukón. El precio es de 3.595 euros por persona (grupo mínimo de 5) e incluye vuelos (desde Madrid y Barcelona), traslados, alojamiento y comidas, seguro de viaje y guía español.

02 Eco buceo en Bora Bora

¿Snorkel con audio-guía incorporada que pone música y comentarios a los corales y la fauna de Bora Bora bajo el agua...? Sí, es posible. Polinesia Viajes (www.polinesiaviajes.com) tiene listo el regalo para los más afortunados: diez días de lujo entre Tahití y Bora Bora (2.480 ¤ para reservas antes del 31 de diciembre), que incluyen tan novedosa propuesta de buceo en los mares del Sur. El centro Diveasy (www.diveasyborabora.com/en) cuenta con el primer recorrido de snorkel interactivo en las bajas profundidades de la laguna marina de Bora Bora. Bautizado como Eco Snorkelling, permite deleitarse con las barreras coralinas y peces multicolores de tan cristalinas aguas, mientras se escucha música o instructivas explicaciones gracias a la audio-guía sumergible que incluye el equipo. Con la compañía de monitor titulado de buceo, la excursión dura tres horas y es apta para toda la familia.

03 Papa Noel en bañador

A Bondi Beach, la playa más popular de Sidney, Santa Claus no llega en trineo de renos, sino descalzo por la arena y con una tabla de surf bajo el brazo. No hay navidades blancas aquí, sino de sol, crema bronceadora y lo último en moda surfera: en Tuchuzy (www.tuchuzy.com) se ha visto más de una vez a la cantante australiana Kylie Minogue.

En Sídney se pueden tomar también las primeras (últimas) doce uvas, como primera metrópolis en festejar el nuevo año. Conciertos por toda la ciudad durante el día, el espectáculo de pirotecnia Family Fireworks y Harbour of Light Parade, desfile con más de 50 veleros iluminados por la bahía al caer el sol y, como colofón, los fuegos artificiales desde Harbour Bridge a medianoche. El elegante Hotel Blue de Sídney (www.tajhotels.com/sydney), cuyos huéspedes pueden elegir entre un centenar de esmeradas habitaciones, 36 de ellas tipo loft, cuenta con una privilegiada situación en el muelle de Woolloomooloo (vistas al distrito financiero, la bahía y el Jardín Botánico Real) para no disfrutar al completo del espectáculo.

04 Fino escondite africano

El complejo de Karkloof (www.karkloofspa.com) es un impresionante y desconectado escondite de lujo formado por 16 enormes chalets de madera individuales, una fina zona central y un completísimo spa. Este Relais & Chateaux (www.relaischateaux.com) está situado a media de hora de la ciudad de Pietermaritzburg, en la región surafricana de Kwazulu Natal.

Karkloof ofrece oxígeno, cuidado y gotas de exquisitez. Safaris privados por la propia reserva del complejo, una reserva en la que están todos - menos el león -: jirafas, rinocerontes, jabalíes, avestruces, búfalos y elefantes. Antes de la cena, unas horas en el spa tailandés, que ofrece 17 salas con toda variedad de tratamientos de belleza, desintoxicantes o regenerativos.

En Karkloof no hay horarios para nada. La cocina es sabrosa y flexible. Los huéspedes comen, desayunan o cenan cuando quieran. Siempre a la carta. Tampoco hay dinero de por medio, no se paga nada ni se apunta. Los 900 euros la noche incluyen todo menos el champán francés.

05 Blanca y congelada Navidad

Con el Gordo se puede llegar lejos, muy lejos. Tan lejos como la Antártida. Para alguno, realizar un crucero de expedición por el continente blanco a bordo de un barco de lujo puede ser un sueño hecho realidad. Coincidiendo con el verano austral, la agencia de viajes Argentinian Explorer (www.argentinianexplorer.com) propone un crucero por los lugares más tradicionales de la península Antártica durante once días. Para perderse en los sorprendentes paisajes de fiordos, glaciares y témpanos, acampar en la costa o recorrerla en kayak para acercarse y observar la conducta de lobos, focas, pingüinos o ballenas jorobadas.

El barco, Antartic Dream, dispone de 40 cabinas con vistas al exterior, biblioteca, gimnasio, sauna y un pub, entre sus múltiples comodidades. Dependiendo del tipo de cabina en la que el viajero se aloje, el precio del viaje oscila entre los 8.000 y 21.000 euros.

06 'La joya más brillante'

Así la denominó el magnate inglés Richard Branson cuando decidió comprar Necker Island (www.neckerisland.virgin.com), una de las Islas Vírgenes Británicas. Ahora la alquila por 53.000 dólares la noche para más de 28 personas o 24.000 dólares por semana si se desea una habitación para dos personas. La Great House cuenta con una suite principal en la que se encuentra la sala de estar, jacuzzi al aire libre y una bañera victoriana en la terraza privada. Para relajarse y soñar despierto, el spa fue construido en un acantilado con vistas al mar donde el huésped puede recibir tratamientos terapéuticos, escuchando las olas de fondo. Para acceder a la isla, el viajero debe trasladarse en barco o helicóptero desde Tórtola, Virgen Gorda o Santo Tomás.

07 Los Roques, lujo caribeño

Existe un archipiélago de aguas cristalinas, arena coralina (más blanca que la nieve) donde el azul se presenta en un sinfín de tonalidades. Viajar a Los Roques, Venezuela, es un lujo de la naturaleza, más de doscientos islotes en el Mar Caribe para unos días de ensueño y tranquilidad.

La mejor opción es aterrizar en Caracas, Venezuela, y alquilar un jet privado hasta los Roques, el vuelo es de media hora, y su precio ronda los 700 dólares la hora. Una vez aquí se puede optar por alquilar un catamarán o velero y navegar durante varios días por las islas. El precio por día es de unos 1000 dólares en un velero tripulado. Durante la travesía se detendrá en las principales islas del archipiélago, Francisqui, Madrisquio Carasqui. La tripulación, en cada parada, monta una carpa y deja avituallamiento en el que no faltan productos delicatesen y bebidas para que la estadía sea un paraíso.

Otra opción es quedarse en El Gran Roque, la isla principal de poco más de un kilómetro de longitud, y desde aquí hacer cada día pequeños viajes a otras islas. Cuenta con varias posadas, una de las más recomendables es Acuarela regentada por un encantador matrimonio que llegó por casualidad a la isla y nunca más se marchó. Las cenas que proponen son fabulosas, siempre a base de los mejores pescados, la langosta es impresionante, y de frutas exóticas. La habitación doble cuesta unos doscientos dólares. Las lanchas, llamadas 'peñeros' llevan por la mañana a las islas, siempre con una nevera, a la que llaman 'cava', y pasan a recoger al viajero al caer la tarde para descansar en la acogedora posada.

08 Una hamburguesa de cinco mil dólares

Ir a Las Vegas es una opción de lo más sugerente para aquellos que disfruten del juego, el lujo extravagante, los caprichos, y, cómo no, las hamburguesas. En el restaurante Fleur de Lys de el Hotel Mandalay Bay se podrá degustar la más snob y cara hamburguesa del mundo: La Fleur Burger cuesta cinco mil dólares sin incluir tasas. Los ingredientes que componen este preciado manjar son: buey de Kobe (Tajima de Japón), foie, salsa de trufa sobre un pan brioche a las trufas con acompañamiento de trufa negra y patatas. Este"menú" incluye una botella del extraordinariovino Château Petrus.

Volar a Las Vegas, de un día para otro (el 23 de diciembre por ejemplo), en Bussines Class, ronda los siete mil euros. Entre los singulares hoteles de esta ciudad se puede escoger el Hilton Hotel para evocar a lJamesBond-Connery de 'Diamantes para la eternidad' que, además, probó suerte en el juego en este mismo lugar.

09 Esquiar con la 'beautiful people'

La única pega, si se le quiere poner una, de esquiar en Lech y Zürs es que los precios son bastante elevados en todos los exclusivos servicios que ofrece, el resto es perfecto. En los Alpes austriacos se encuentra este remanso de glamour, destino favorito de la beautiful people. No es de extrañar que en el sofisticado après-ski el viajero se encuentre con la familia real monegasca.

Las condiciones de nieve son extraordinarias, las altas montañas y los paisajes idílicos juegan a la excelencia. El pueblecito de Lech iluminado por Navidad parece haber surgido de un cuento. La pequeña iglesia, las típicas construcciones, el río helado, cubiertos con una espesa capa de nieve hacen creer al viajero estar en una postal. Su exclusividad es tal que no se venden forfaits a aquellos que esquían en el día para que los que duermen en Lech o Zürs no tengan que hacer colas.

10 Viajeros al tren del arte

El lujoso Orient -Express de Ágata Christie se ha unido a la National Gallery para lanzar El Arte de Viajar, un programa de rutas artísticas que recorrerá Venecia, París y el interior de Inglaterra. Exclusivos viajes con prestigiosos guías.

Sólo veinte afortunados podrán disfrutar del itinerario de 'LaVenecia de Canaletto' y viajar a Venecia a bordo del legendario Venice Simplon-Orient Express. El recorrido comienza en Londres, seguirá por Francia, los nevados Alpes y el norte de Italia. Una vez en Venecia los viajeros de este maravilloso tren visitarán los lugares que inspiraron a Canaletto. El precio del viaje, con salidas el 9 de abril, el 8 y el 22 de octubre de 2011 es de 5.700 euros por persona. La ruta 'Impresiones de París' ofrece un apasionante tour para conocer la capital francesa y su cercana campiña. Acompañados por un experto en impresionismo francés, los viajeros seguirán los pasos de la larga y dinámica vida de Monet. Se podrá conseguir una plaza a partir de 3.630 euros.

En cuanto al Reino Unido, Orient -Express presenta el recorrido Coleccionistas y colecciones. Un viaje hasta Bath en el histórico tren conducido por una locomotora de vapor para visitar el Museo Holburne. Su precio es a partir de los 1.290 euros por persona.

Los viajeros de Facebook, con el 'Gordo' y sin prisa por volver

Australia, Nueva York, rutas por la Patagonia, América del Sur y Centroamérica, los países nórdicos, Bali, la Ruta 66 en Estados Unidos, la Polinesia Francesa, Japón, Canadá... son algunos de los destinos a los que los seguidores de El Viajero en Facebook (enlace: www.facebook.com/ElViajero) irían si les tocara el Gordo.

Desde destinos para huir del frío y relajarse en algún paraíso exótico hasta para salir de la rutina y cambiar durante unos meses su residencia habitual por un coche y un hotel -por supuesto, de lujo- mientras se recorren uno o más países.

Una de nuestras viajeras de la red social, Eva, nos cuenta con detalle la aventura africana que se marcaría con el dinero de la lotería: "Primero iría a Durban y luego me encantaría hacer un safari fotográfico en Botswana, volar sobre el Kilimanjaro, ver los gorilas e ir decidiendo el siguiente destino por el camino. Sin prisa por volver...".

Otras noticias

Isla del paradisiaco archipiélago venezolano de Los Roques

El resort Karklooff se encuentra dentro en una inmensa finca que es a su vez una reserva en la que habitan jirafas, cebras, elefantes y rinocerontes, entre otros animales. / JUAN MUNGUÍA

Río Yukon, Canadá

Papá Noël haciendo surf en Sidney

Piano bar del lujoso tren Venice-Simplon Orient - Express

Últimas noticias

Ver todo el día

Obama amplía la misión militar en Afganistán más allá de 2015

Las tropas estadounidenses podrán participar también en acciones contra los talibanes

Chavismo y Podemos, Punto Fijo y Moncloa

Ni el chavismo ni Podemos llegaron de Marte, son producto de profundas crisis democráticas

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana