Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vuelo al misterio de las Líneas de Nazca

A 450 kilómetros al sur de Lima, las formas de animales y humanos, que llegan a alcanzar los 500 metros de longitud, sólo se pueden contemplar en su totalidad desde el aire

Es uno de los lugares del mundo más marcado por la magia y el misterio. Desde que fueran descubiertas en 1927, las Líneas de Nazca de Perú, uno de los más importantes legados de las antiguas culturas pre-incas, siguen planteando interrogantes y llamando la curiosidad de cada vez más viajeros.

DATO

Las Líneas de Nasca están ubicadas en las Pampas de San José, a 25 km de Nasca y a 104 km al sur de la ciudad de Ica.

DATO

La UNESCO declaró a las Líneas de Nazca Patrimonio de la Humanidad en 1994.

Las Líneas de Nazca son unos monumentales grafismos que se extienden a lo largo de 450 kilómetros cuadrados y que fueron trazados sobre la arena del desierto de Ica, al sur de Perú (a 450 kilómetros al sur de Lima y muy cerca del Pacífico). En esas pampas de Nazca están representadas figuras de diversos animales. Pueden verse aves de hasta 275 metros de largo, colibríes gigantes, cóndores, un loro, un mono, una araña, un caracol, y hasta una ballena de 27 metros. También están representadas figuras humanas coronadas por líneas verticales. Debido a las enormes dimensiones, que a veces superan los 300 metros de longitud, las Líneas sólo pueden divisarse en su plenitud desde el aire. Sus formas, las dimensiones, y el hecho de que obviamente la civilización de los Nazca no conocía el vuelo, alimenta el misterio del origen de estos grafismos. ¿Cómo pudieron hacerlas sin ver las formas en su totalidad, qué métodos utilizaron para dibujarlas? Ha habido teorías de todo tipo, desde quienes afirman que son obra de extraterrestres hasta quienes creen que se trata en de un gigantesco sismógrafo. Lo más probable, sin embargo, es que se trate de un calendario astronómico, tal y como apuntó María Reiche, la mujer que descubrió las Líneas y dedicó su vida a estudiar las extrañas formas.

Para visitar las Líneas de Nazca, Patrimonio de la Humanidad, la mejor forma es a sobrevolar la zona con avionetas para los turistas. Para quienes quieran hacerlo vía terrestre, hay agencias que ofrecen tours de varios días para visitar las líneas.

Qué visitar si vas a ver las Líneas de Naza:

Líneas de Palpa: Aunque olvidadas por la fama que han adquirido sus hermanas de Nazca, las Líneas de Palpa son igual de impresionantes y guardan los mismos misterios. Están situadas en el este del departamento de Ica, en la provincia de Palpa.

La ciudad de Ica: Es la capital del departamento que lleva el mismo nombre. Uno de los mayores atractivos es la visita de Laguna de Huacachina, situada a sólo cinco kilómetros, y que constituye un auténtico oasis rodeado de dunas y palmeras. O bien el Bosque de Piedra Los Frailes, con rocas de extrañas formas debido a la erosión.

Reserva Nacional de Paracas.: El viajero puede disfrituar de diversos paisajes, desde el desierto hasta los acantiladas y las playas y observar a pingüinos, delfines y lobos marinos. A una hora de navegación se encuentran las Islas Ballestas, un paraíso para gran cantidad de aves migratorias y lobos marinos y que constituye una de las excursiones más habituales para los turistas que llegan a Paracas. En coche una de las visitas más interesantes es observar el Candelabro de Paracas, un famoso geoglifo de origen misterioso.

Paredones A sólo cinco kilómetros de Nazca se encuentran los restos arqueológicos de Paredones, un lugar utilizado como centro administrativo inca. Muy cerca se encuentra el acueducto de Cantalloc, construido por la cultura Nazca.