Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asturias, vía verde hacia el mar

Una ruta para descubrir por qué el oriente de Asturias es un auténtico paraíso natural sin un minuto para aburrirse

Playas, montañas, piraguas y una excelente gastronomía son algunas de las claves que recomiendan los lectores para disfrutar de unas vacaciones en el oriente de Asturias.

Vanesa García recalca que este es un lugar "para ir en cualquier época del año, aunque en verano merece la pena por alejarse del calor" y sugiere viajar a Llanes, desde donde podrás visitar las numerosas playas de los alrededores e ir a Picos de Europa, una combinación "perfecta para desconectar del bullicio".

En este sentido, José Cosconas explica que en el Parque Nacional de Picos de Europa se puede admirar "uno de los paisajes más impresionantes de España desde el Naranjo de Bulnes, sin olvidar una visita culinaria por el pueblo de Arenas de Cabrales".

Muy cerca del parque natural, en el concejo de Cangas de Onís, se encuentra Covadonga. Este conocido conjunto monumental, recomendado por Pablo Calderón, es uno de los más visitados de Asturias. Este lector comenta que en él se hallan "la Santa Cueva y la capilla con la tumba de Don Pelayo, además de la fuente de los Siete Caños, donde cuentan que aquel que beba de sus los siete grifos se casará en el año venidero".

Itinerarios relajantes

Si por algo destaca esta parte de Asturias es por su tranquilidad. Por ello, Carmen Fernández apuesta por una escapada al concejo de Ribadedeva: "paisajes increíbles, acantilados de ensueño, deliciosa comida casera, estupendas playas y gentes amables". Asimismo, aconseja alojarse en la casa rural Las Helgueras.

Sin embargo, para estancias más largas, Laudine B. propone un completo recorrido comenzando desde el faro de Oviñana, en Cudillero, "un marco de incomparable belleza, para luego caminar entre caballos en lo alto del puerto de Somiedo, tras haber descansado en la braña (pastos) de Mumián, con sus teitos (cabañas de piedra cubiertos de vegetación) retando al cielo".

Pero en esta ruta hay también un hueco para bañarse en las aguas del Cantábrico en playas como la de Porcía, en el Franco; la de Barayo, en Navia; y la de Gulpiyuri , en Llanes. Laudine sugiere, además, acercarse a pueblos como Carmarmeña, en Cabrales, con su balcón exclusivo al Naranjo de Bulnes, o el de Bermiego, en Quirós, con su tejo milenario.

Para los más aventureros

Los amantes de la naturaleza y los deportes al aire libre tienen una cita con la Ruta del Cares. "Precipicios, cuevas, puentes de vértigo y la continua presencia del agua -comenta María Becerra- sorprenden por su belleza". Para ello, esta viajera sugiere comenzar el recorrido en "Poncebos, ya que el acceso hasta allí es mejor que por Caín, aunque si empiezas por Caín, solo necesitas 4 o 5 kilómetros para ver toda la magia que envuelve esta ruta de 12 kilómetros (solo ida)". Sin embargo, existen todoterrenos que recogen a la vuelta del trayecto a aquellos que lo deseen, al igual que "si llegas a Poncebos cansado, puedes subir en el funicular a Bulnes", según indica María.

Por otro lado, esta lectora también propone a los viajeros acercarse a Puertas de Vidiago donde se encuentran los Bufones de Arenillas, "unos orificios en la roca en los que al romper las olas con fuerza el agua sale a presión por este agujero provocando incluso silvidos y bufidos". Otro punto interesante son los Acantilados del Infierno, cerca de la playa de rocas encrespadas de Arra, en Ribadesella.

Entre remos y 'culines' de sidra

Una de las citas más importantes en Asturias tiene lugar entre Arriondas y Ribadesella el segundo fin de semana de agosto: El Descenso Internacional del Sella. Lo que en principio se comenzó como una prueba para palistas españoles y extranjeros, ahora es una festividad en la que ambas ciudades que, cuenta Carlos López, "se llenan de gente, litros de sidra y música". Aunque el evento deportivo comienza a las 12 de la mañana del sábado cuando las piraguas comienzan su trayecto desde Arriondas a Ribadesella, "la diversión nocturna empieza 24 horas antes con la llegada de miles de personas", según explica este viajero.

¿Has estado en Asturias? Comparte tus fotos con otros lectores y manda tus recomendaciones