Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Genuinos aromas de Piacenza en Madrid

El restaurante NONSOLOCAFFÉ importa lo mejor de la gastronomía del norte italiano, incluyendo delicias inéditas en nuestras latitudes como el 'gnocco fritto'

Luz tenue, atmósfera íntima, una genuina Vespa decorada con letras de una canción de Patty Bravo y la impagable mirada de una melosa Sofía Loren dan la bienvenida a una de las últimas propuestas de cocina italiana en Madrid, el restaurante NONSOLOCAFFÉ. En su carta, la apuesta es tan clara como inédita, cocina importada directamente de las tradicionales trattorias de los valles de la Piacenza, al norte del país transalpino, la menos habitual por nuestras latitudes. De hecho, su gnocco fritto sólo es degustable sentado en alguna de sus mesas.

Un soplo de aire fresco en el entorno de Río Rosas. Novedad e imaginación, basadas en las especialidades más tradicionales de esta región italiana bañada por el río Po, conforman su gastronómica tarjeta de presentación.

MÁS INFORMACIÓN

Por ejemplo, la melanzane alla parmigiana -berenjenas empanadas y horneadas con tomate, albahaca y mozzarella-, el carpaccio di bresaola ai tre sapori típico de Val Tellina (Lombardía), con virutas de parmesano, rúcula y vinagre balsámico de Módena, o el ya citado gnocco fritto con salumi italiani, buñuelos de masa fina dorados al punto de sal y servidos calientes acompañados de embutidos italianos y confituras variadas, para un agridulce punto final. Una especialidad exclusiva de este restaurante en la capital.

Un sueño debajo de casa

¿Se puede pasar de representante comercial de una multinacional informática a idear con mimo la carta de un restaurante? Sí, se puede. La prueba viviente es Silvano Poggioni, natural de Lodi (pequeña localidad cercana a Milán) y sempiterno amante de la cocina, quien se lanzó a cumplir un sueño de toda una vida cuando se le presentó la ocasión, aunque la dichosa crisis le pillase con las manos en la masa.

"Desde pequeño he estado entre fogones, con mi madre en la cocina", recuerda, y asegura que cocinar es algo necesario en su vida, esa parcela de relajación y desconexión que todos necesitamos de cuando en cuando. Cuando hace aproximadamente un año todo se alineó para que su sueño se convirtiera en algo más tangible, e incluso realizable, no lo dudó.

NONSOLOCAFFÉ abría sus puertas el pasado otoño y son ya siete meses de estrés, éxito y disfrute, mientras fuera la crisis acecha sin parar. "Me ha cambiado la vida", reconoce, "y eso que tengo el restaurante prácticamente debajo de casa". Silvano dirige la cocina y define la carta, apostando por materias primas de primera calidad, con especial cuidado en la pasta, el expreso y los embutidos, elemento fundamental en la gastronomía del norte italiano, y que también fundamenta su carta.

'Aperitivo Mangia & Bevi'

Importado directamente desde los bares de Milán, el aperitivo del NONSOLOCAFFÉ es una especie de tapeo a la italiana, trasladado a ambientes nocturnos. Una tradición de la ciudad milanesa, que nació hace unos 15 años y se extendió por toda Italia.

Cada jueves y viernes, desde las ocho de la tarde, el restaurante ofrece barra libre de comidas con la consumición de una bebida. Así, por unos 5 euros cada consumición, se pueden degustar, en versión tapa, las diferentes especialidades de la carta NONSOLOCAFFÉ.

"Siempre se acaba con un plato más contundente, una pasta o un risotto, por lo que por 10 o 15 euros puedes cenar en una ambiente distendido", asegura Silvano, acodados, por qué no, en Il lounge-bar del restaurante. Buen apetito...

FICHA

NONSOLOCAFFÉ (Ríos Rosas, 52). 91 533 61 08. www.nonsolocaffe.es

- Cuánto cuesta: entre 30 y 40 euros por persona.

- El menú de mediodía: 14,45 euros (de lunes a jueves).

- Cuándo cierra: Domingo y lunes noche.

- Especialidades: Gnocco fritto con salumi italiani, bocconcini di bufala impanati, melanzane alla parmigiana, vitello tonnato.

Más información